Pasos para hacer una rutina completa de maquillaje

Sabemos que en ocasiones las miles de actividades diarias nos obligan a optar por rutinas exprés de skincare, haircare y make up, peeerooo… no vas a negar que en ocasiones tenemos más de 15 minutos para dedicarnos, tal vez para un evento o fecha importante, alguna celebración o por el simple hecho de lucir mucho más arreglada de lo normal, es por ello que aquí podrás encontrar una rutina completa de maquillaje que te ayudará a lograr tu objetivo, y más aún, tenemos la propuestas de productos que debes utilizar para que con mayor anticipación puedas adquirirlos y no estés corriendo en ese momento.

Antes de entrar de lleno en el tema, debes saber que el maquillaje es una herramienta que nos ayuda a resaltar las facciones del rostro, así como hacernos sentir más [email protected] y [email protected] de [email protected] [email protected] Es un elemento que también habla del amor propio, de los cuidados y atención que prestamos a nuestro arreglo personal por lo que hacerlo bien y elegir nuestros tonos favoritos le dará un plus, pues estarás transmitiendo parte de tu personalidad y gustos.

Para comenzar cualquier look de maquillaje por muy sencillo o elaborado que vaya a ser tenemos que partir del paso número 1, que es el lavado de manos, ya que entran en constante contacto con la piel del rostro y por cuestiones de limpieza y salud es mejor evitar contaminar nuestra piel y cosméticos. Te recomendamos que si tiene a la mano un gel o spray antibacterial rocíes un poco para asegurarnos de que las manos están completamente limpias y desinfectadas ¡Ahora si estás [email protected]!

Para lucir un make up increíble y por mucho más tiempo, es necesario preparar la piel previo al maquillaje con tan solo 3 sencillos pasos:

  1. Asegúrate que tu rostro este completamente limpio, puedes lavarlo con un gel limpiador facial adecuado a tu tipo de piel, después seca con una toalla limpia y a toquecitos para no frotar y evitar la irritación o el enrojecimiento en ciertas zonas.
  2. Como segundo lugar aplica tu crema hidratante de uso diario que sea adecuada con tu tipo de piel.
  3. No puede faltar el protector solar, usa tu formato favorito.

¡LISTO! Una vez que realizaste estos 3 sencillos pasos que ayudarán a tu piel a absorber de manera correcta el maquillaje, podemos pasar a la verdadera obra de arte que estás por realizar, un make up encantador.

  1. Primer facial: unificar la piel

¿Has escuchado hablar de este producto? Es maravilloso, ya que dentro de sus beneficios se encuentra el acondicionar la piel para estar preparada a la hora de aplicar los demás productos, además neutraliza los tonos de la piel, suaviza y reduce visiblemente los poros y líneas de expresión, pues su objetivo es proporcionarle una textura y acabado uniforme a la piel. Si todavía no lo has utilizado, te recomendamos hacerlo desde ahora, ya que resulta imprescindible si quieres lucir un rostro perfectamente maquillado. Peeerooo… ¿Cómo debes aplicarlo? Ahora te lo decimos… El primer es de textura cremosa, por lo que te aconsejamos que, si quieres darle a tu piel un aspecto jugoso y fresco, solo lo apliques en la zona T del rostro (frente, nariz y mentón) que es donde regularmente suele aparecer la grasa o brillantez, también úsalo en aquellas zonas donde tengas imperfecciones o manchas. Basta con que apliques solo un poco y esparzas completamente.

  1. Base de maquillaje: lienzo en blanco

Llego el momento de la base de maquillaje y como ahora el cubrebocas es parte de nuestro día a día y es imposible dejarlo de lado, te aconsejamos seleccionar una base de maquillaje no transferibles que se fijan a la piel en la forma más natural posible con la única condición de no disolverse al contacto con el agua, ni mucho menos impregnar o manchar tu cubrebocas. Te recomendamos usar fórmulas y cosméticos que indican ser resistentes al sudor y a la fricción, pues son ahora nuestros mejores aliados. Busca aquellos de alta cobertura, textura líquida ligera, acabado mate y resistentes al agua; lo que te garantiza mantener lo mejor posible tu maquillaje, aunque lleves cubrebocas.

Recuerda que, para este importante paso, es mejor partir de menos a más, es decir, vierte un poco de producto en tu esponja o brocha para base de maquillaje y comienza a aplicarlo por zonas, si necesitas más vierte nuevamente, peeerooo… ¡OJO! No lo hagas al revés, ya que colocar demasiado producto en tu herramienta de maquillaje puede hacer que luzcas un rostro endurecido o agrietado. Tip: Comienza del centro de tu rostro donde posiblemente haya enrojecimiento y manchas visibles. Aplica una pincelada en cada lado de la nariz, en el centro de la frente y de la barbilla, luego ve difuminando y extendiendo la base cubriendo hacia afuera. Ya sea que estés utilizando una brocha para la base de maquillaje o las yemas de los dedos, aplícala a leves toquecitos. Evita cualquier movimiento en el que frotes la piel, ya que, de esta forma, mueves la base de maquillaje y puedes hacer marcas en forma de rayas.

 

  1. Polvo: sellar y avanzar

El polvo ya sea compacto o suelto es una excelente herramienta y aliado para sellar y terminar de unificar tu tono de piel en cualquier momento y lugar. Son ideales para todo tipo de piel, ya que brinda cobertura y matifica tu rostro, por ello deberás poner atención en el tono que elijas, ya que debe ser lo más parecido a tu color de piel para que no se note y se vea natural. Algunos productos contienen polvo translúcido matificante con fórmula a base de minerales diseñados para ayudar a controlar el brillo y suavizar la textura de la piel con un toque de color.

Para su aplicación toma un poco de polvo con una brocha o el aplicador y retira el exceso. Deposita el producto suavemente por todo el rostro, frente, nariz, mejillas y mentón; aplícalo desde el centro del rostro y hacia el extremo con pequeños toquecitos para no arrastrar el maquillaje ni marcar las líneas de expresión, puedes llevar el polvo hasta el cuello para que se vea más uniforme y natural el tono ¡es muy sencillo!

Te invitamos a que te unas al team de [email protected] que no pueden salir sin su polvo en el bolsillo, a fin de mantener un look fresco, pues solo te tomará unos segundos retocar esas zonas que suelen verse más brillosas a lo largo del día.

  1. Sombras de ojos: la atención en la mirada

Llegó el momento de maquillar los ojos, y que mejor que intentes un look increíble con los tonos en tendencia que llegarán este otoño, pero no sin antes aplicar un primer para ojos ¿lo has usado? Si tu respuesta es no, pues prepárate para hacerlo, se volverá tu imprescindible. Este producto hace que los tonos de las sombras se intensifiquen hasta un 125%, lo que prolonga la duración hasta por 12 horas.

Ahora sí, a elegir el tono de sombras que deseas usar, pues llegan los tonos en tendencia para otoño 2022 ¿ya los conoces? Llega con todo el tono naranja en los parpados, este color se ve padrísimo, ya que es el protagonista de un look vivo y fresco. Pero si buscas algo más llamativo, no puedes dejar de lado el glitter, es de los elementos que más sobresale en esta temporada de otoño, pues las diferentes opciones de sombras con este toque brillante te dejarán lucir una mirada resplandeciente. Los tonos cobres y dorados son los protagonistas en esta época del año ¡Atrévete a usarlos!

Todo dependerá de los gustos y eventualidades para los que has elegido realizarte una rutina de maquillaje mucho más completa, pero sea cual sea el tono que elijas no puedes olvidar aplicar tu máscara de pestañas que le dará un aspecto mucho más llamativo a tu mirada.

  1. Lipstick y blush: make up en armonía

Al igual que para el rostro y los parpados, existe un primer para labios ¡leíste bien! Este novedoso producto prolonga la duración del labial, actúa como base para moldear tus labios y mantener el lipstick en su lugar. Así que… si antes no usabas un producto previo al labial, hoy es fundamental.

Una vez listos tus labios, te recomendamos echarle un vistazo total a tu look, pues dependerá del tono de sombras que hayas elegido para poder seleccionar correctamente el tono de labial que usarás a fin de que luzca completamente hermoso y en armonía. Siguiendo las recomendaciones otoñales que te dimos anteriormente, te aconsejamos que, si optaste por un tono naranja en los ojos, lleves en los labios un lipstick nude y apliques un blush natural, te dará un toque de frescura y naturalidad divino.

Pero si elegiste la opción de algún tono de sombra con glitter, es porque estás buscando un look mucho más llamativo y espectacular, que cualquiera note que estás llevando un increíble maquillaje, en ese caso te aconsejamos usar un lipstick en tono rojo para darle mucho más luz y sensualidad a tu make up. No olvides el blush en tono rosado para que tus mejillas también radien luz.

Tip: Lo recomendable es usar tonos mates cuando sabes que llevarás puesto por largo tiempo el cubrebocas, estos tonos se ensucian menos y se fijan mejor en los labios. Si así lo deseas, puedes usar las tintas para labios con tonos más fuertes: lip tint, lip tattoo (para los más intensos) o lip stain, denominación para los que apenas dejan huella. Es ligero al contacto con los labios y tú eliges la intensidad del color. Este formato no contiene agentes grasos, por lo que una vez que secan, se quedan fijas ¡Excelente para no manchar el cubrebocas! Por último, aplica un fijador de maquillaje, gracias a algunas fórmulas ricas en antioxidantes e hidratantes mantienen los pigmentos hasta por 24 hrs.

Aquí lo tienes, 5 pasos que no pueden faltar en una rutina de maquillaje completa, pues son fundamentales para lucir más hermosa de lo que ya eres, pero recuerda adquirir tus productos de maquillaje en el mercado formal de marcas confiables y comprometidas con la salud, belleza y bienestar de tu piel. No te arriesgues comprando en la informalidad. #CuidaTuBelleza