Sensibilización dérmica, como parte de las pruebas de seguridad para un producto cosmético hipoalergénico

[email protected] tenemos la necesidad de usar productos cosméticos todos los días, cuando tienes una piel sensible puede suceder que notes que algunos productos no son ideales para tu cuidado personal. Si tienes una piel sensible es probable que en más de una ocasión hayas adquirido productos cosméticos hipoalergénicos, ya sea para la higiene personal o para realzar la belleza.

Los productos hipoalergénicos son aquellos que se fabrican para pieles muy sensibles con ingredientes que produzcan el mínimo de reacciones alérgicas en la piel, por ejemplo, enrojecimiento, picazón o irritación. En México, conforme con el Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios, se establece que los productos hipoalergénicos son aquellos que no causan reacciones adversas en la piel de las personas con pieles sensibles, es decir, algún efecto no deseado.

Todas las pieles son únicas, por lo que los cosméticos hipoalergénicos están pensados para aquellas pieles delicadas y sensibles, aún si los ingredientes no provocan ninguna reacción no deseada en la mayoría de las pieles comunes.

Todos los productos incluyendo los cosméticos hipoalergénicos, deben pasar por una serie de pruebas de seguridad antes de llegar al mercado formal, esto para garantizar que tendrás un producto seguro que pueda satisfacer las necesidades especiales que tienen este tipo de pieles. Los cosméticos hipoalergénicos se fabrican únicamente con ingredientes enfocados a pieles delicadas, estos productos cosméticos deben pasar por una prueba conocida como “Sensibilización dérmica”, a través de la cual se comprueba su condición de hipoalergenicidad.

Una manera de realizar la prueba de sensibilización dérmica consiste en: poner una cierta cantidad del producto cosmético en un parche que se coloca directamente sobre la piel, y permanece ahí durante un periodo de tiempo. Esto se repite varias veces, modificando los periodos de tiempo que el parche permanece en contacto directo con la piel, una vez transcurrido el tiempo, el parche se retira y se verifica que en esa zona de la piel no haya alguna reacción no deseada. Todo el proceso de la prueba cuenta con seguimiento continuo por personas profesionales y capacitadas.

Recuerda que cuando adquieres productos de cuidado personal en el mercado formal y de marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar puedes tener la certeza y tranquilidad de que el fabricante cumple con los requisitos sanitarios y de seguridad necesarios en la elaboración de sus productos hipoalergénicos para pieles sensibles y delicadas. #CuidaTuBelleza

Deja tu comentario