Arma tu rutina y saca toda la belleza de tu piel

Arma tu rutina de belleza.

Todos tenemos rutinas diferentes, generalmente el primer factor que interviene para decidir nuestra rutina de belleza es el tiempo que contamos para llevarla a cabo y no tomamos en cuenta nuestro tipo de piel o lo que nuestro rostro necesita ya que conociendo lo anterior podrás elegir los productos adecuados para ti.

Siguiendo esta idea, hagamos un pequeño paréntesis antes de continuar para que sepas qué tipo de piel tienes.

¿Cuál es tu tipo de piel?

  1. Piel normal. La piel normal tiene una apariencia aterciopelada y se recupera pronto tras hacer movimientos sobre ella, es de color uniforme y sin rastros de grasa.
  2. Piel seca. Se percibe en este tipo de piel un color blanquecino. Se agrieta fácilmente, se irrita y arruga con facilidad.
  3. Piel grasa. Tiene una apariencia saturada, oleosa y muy brillante, regularmente se acompaña de puntos negros.
  4. Piel mixta. La piel mixta es una combinación de dos o tres tipos de piel en tu rostro y encuentras características de esos tipos de piel por zonas en el rostro.

Ahora sí, hablemos de qué tipo de rutina es para ti…

En cualquier rutina es fundamental que el paso número 1 sea lavar tu rostro, ya sea para retirar el maquillaje o para eliminar suciedad, haciendo esto lograrás además de higiene, que los productos tengan un mejor resultado en tu piel.

Rutina Flash

Si solo cuentas con 5 minutos máximo para aplicarte algo de producto y después pasar al maquillaje, el producto ideal para ti es un multifuncional como un serum facial que puede incluir beneficios anti- líneas de expresión, ingredientes despigmentante, un efecto antiarrugas, protección solar (la mayoría de este tipo de productos cuenta con un FPS 15) que te brinde hidratación e incluso puedes encontrar algunas que te dan protección contra los daños del medio ambiente y cerrar con una crema hidratante/humectante.

Rutina Moderada

Si cuentas con 10 puedes iniciar por un serum, seguir con un poco de tónico facial antes de la aplicación de tus cremas, esto ayudará a su rápida absorción, ahora sí aplica una crema facial que desvanezca las líneas de expresión y una crema hidratante con protector solar, juntas le darán a tu piel el cuidado que necesita para mantener su luminosidad, recuerda que la crema que se aplica primero es la que tiene una textura más ligera. .

Rutina Plus

Si tienes 15 minutos para tu rutina facial, relájate e inicia con agua termal o tónico facial, sigue con este trio: serum revitalizante, crema hidratante y crema antiedad pues juntos son un shot de vitalidad a la piel, recuerda aplicar una crema a la vez y esperar a que tu piel la absorba para después poder aplicar la otra crema o serum y así sucesivamente (la mayoría de las veces el serum suele tener menor consistencia por lo que es el primero que debe de aplicarse) y cierra con broche de oro usando una crema détox especial para contorno de ojos y aplicando protector solar en toque seco.

Es muy benéfico para ti que por lo menos dos días a la semana tengas una rutina plus, de esta forma evitarás el stress en tu piel y verás resultados evidentes a mediano y largo plazo.