Tu perro y tú, el mismo estilo

Seguro has escuchado la frase “Todo se parece a su dueño”, ¿eres de la idea que los perros tienen parecido a su dueño? ¡Sigue Leyendo! Te sorprenderá la similitud que puede existir entre ustedes.

Se dice que los perros se parecen a su dueño, desde el primer momento, pues existen similitudes inesperadas desde el instante en que lo escoges o lo ves por primera vez; también con el paso del tiempo y la convivencia del día a día, tu perro puede adoptar algo de tu personalidad y viceversa, desde las cualidades hasta los defectos, los hábitos de vida; a esto se le conoce como principio de familiaridad.

El primer rasgo físico por el cual supiste que tu perro era el correcto, fueron los ojos, pues es considerado como el rasgo más significativo que muestra la compatibilidad que existe entre tu mascota y tú. Otro rasgo es el arreglo de tu perro, pues en este aspecto sin duda tienes influencia, al ser tú quien está pendiente de su cuidado.

La similitud puede darse de diferentes formas, pues puede que te encuentres con personas que se parezcan físicamente a sus mascotas, como por ejemplo un chico un tanto desalineado acompañado de un perro peludo con el que parece compartir estilo, o con un hombre que luce fuerte y que lleva a un pitbull de la correa, también es probable que coincidas con una mujer muy chic que corre junto a su galgo afganos, el pelo de ambos ondeando el aire. A veces la selección de la mascota se da porque subconscientemente se perciben rasgos físicos similares a los que los dueños poseen, aunque esto también puede pasar con los rasgos en cuanto a personalida.

Ahora tocando el tema de personalidad, existen cinco rasgos con los cuales sabes el parecido que tienen: simpatía, aprensión, extroversión, conciencia y apertura. Si eres una persona relajada, lo más seguro es que tu perro sea tranquilo, en cambio si eres una persona que tiene constantes actividades, como el deporte, tu perro será de los que necesiten ejercitarse para sentirse bien.

Ahora bien, en el aspecto físico puedes compartir el estilo con tu perro, y esto puede ir desde el corte de cabello/pelo o los accesorios que colocan al momento de peinarse, los ojos e incluso últimamente con esta tendencia de los perrhijos notamos que el maquillaje para perros gana terreno, comenzando por el nail art o delineados en tatuaje. Otra vertiente es que tu te maquilles para parecerte a tu perro ¿cómo? Resulta más complicado pues hay algunos make up artists que se caracterizan como sus mascotas ¿te atreverías?

Algo que siempre debes de tener en cuenta es que los productos que aplicas en ti no deben de ser los mismos que aplicas en tu perro, es cuestión de seguridad pues los productos para canes están especialmente diseñados para ellos, tomando en cuenta su pelaje, tipo de piel, raza, alergias, etc. (y los productos para humanos diseñados para nosotros), pues por más amor que les tengas debes de tener siempre en cuenta que no son personas aunque si son tus grandes y fieles amigos.

El vínculo o compatibilidad puede llegar a ser tan fuerte que tus conocidos no sabrán quien adopto el estilo de quien, si tu perro o tú. ¿Qué opinas, como ves esta tendencia?

Deja tu comentario