Rutina facial para piel grasa y mixta

Sabemos lo importante que es para ti cuidar de tu piel, pero algo que comúnmente sucede es que no sabemos el tipo de piel que tenemos, así que antes de establecer una rutina facial, es fundamental que identifiques si tu tipo de piel es grasa o mixta ¿cómo? Pon atención en las siguientes señales:

Piel grasa:

Toma un espejo y busca las siguientes señales:

  • Tus poros se ven abiertos
  • Tu rostro permanece brillante de forma constante
  • Al pasar tu dedo por alguna parte de tu rostro se siente pegajoso, húmedo o quedan rastros de grasita.
  • Con frecuencia aparecen puntos negros y espinillas, generalmente en la nariz

Piel mixta:

¿Has escuchado hablar de la zona T de tu rosto? Si tu respuesta es no, es momento de qué te enteres que ésta abarca frente, nariz y barbilla. Busca las siguientes señales para identificar si tu piel es mixta:

  • Poros abiertos o dilatadas en la zona T de tu rostro
  • Aparición de puntos negros o espinillas en la zona T
  • Apariencia seca o sin luminosidad en la zona de tus mejillas
  • Descamación en la piel de tus mejillas

Una vez que hayas identificado tu tipo de piel es necesario que selecciones adecuadamente los productos para su cuidado y que aplicarás en tu rutina facial ¡sigue leyendo!

1. Limpia tu rostro por la mañana y por la noche

La limpieza facial es un paso indispensable que debes realizar a diario y 2 veces al día (por la mañana y por la noche). Lo importante de este paso no es simplemente limpiar, sino saber con qué producto lo estás realizando. Si detectaste que tu piel es grasa, te recomendamos utilizar una espuma facial exclusiva para este tipo de piel, peeerooo… si tu piel es mixta aplica un gel limpiador específico para piel mixta.

2. Es momento de que el tónico se vuelva tu aliado

Si todavía no usas un tónico es momento de incorporarlo a tu rutina, ya que aporta un shot de hidratación extra para tu piel. El tónico es un producto maravilloso que te ayudará a eliminar aquellos residuos que hayan quedado, por ello es necesario aplicarlo después de lavar tu rostro, además te ayuda a cerrar los poros, aportar frescura a tu piel y restablecer el pH del cutis ¡Pruébalo ya!

3. No olvides hidratar tu piel

Es un mito creer que si tienes piel grasa y aplicas crema hidratante se volverá aún más brillante y grasosa, aquí la recomendación es usar un gel hidratante y no una crema. Si tu piel es mixta, debes aplicar crema hidratante todos los días si o si, ya que de lo contrario puede sufrir deshidratación de tu piel y lucirá fatal. El hidratar tu piel a diario ayuda a que las glándulas sebáceas de tu piel se mantengan estables, así que no debes olvidar aplicar a diario este producto.

4. Exfolia tu piel y despídete de las células muertas

Las pieles grasas y mixtas requieren una exfoliación dos veces por semana. La exfoliación es un paso que no debes olvidar incluir en tu rutina, ya que esta acción es capaz de remover la capa superficial de tu piel diciéndole adiós a las impurezas, células muertas y la grasa acumulada. Recuerda elegir el exfoliante que mejor vaya con tu tipo de piel y lee las etiquetas de tus productos para saber cómo aplicarlo correctamente. Es importante que si padeces de acné o de alguna otra enfermedad de la piel recurras a tu dermatólogo para que te recomiende los mejores productos para ti.

5. Consiente tu piel con mascarillas

Una buena excusa para consentirse y darle un cuidado extra a tu piel son las mascarillas faciales y lo mejor es que existen diferentes opciones como peel off, velo, barro, burbuja y muchas más con formatos diferentes para consentir tu piel frecuentemente.

Ahora que ya conoces tu tipo de piel y la mejor rutina facial para tu tipo de piel, no olvides aplicar productos para cuidar tu piel de marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar que podrás encontrar solo dentro del mercado formal. #CuidaTuBelleza

Deja tu comentario