El error más grande es no desmaquillarse

Para muchas mujeres, maquillarse es un momento personal de atención y diversión. Elegir los diferentes tonos de labiales y sombras permite generar un aspecto creativo que destaca su personalidad. Pero en ocasiones, el desmaquillarse se convierte en esa parte del día de mayor flojera y aburrimiento, por lo que muchas mujeres deciden irse a dormir maquilladas, sin pensar en las consecuencias.

Desmaquillarse es un paso imprescindible que no puede faltar en tu rutina, ya que las consecuencias pueden ser fatales, como poros tapados, imperfecciones, envejecimiento prematuro y piel apagada. Para evitar que esto ocurra, sigue leyendo y entérate de los 5 pasos fundamentales que te garantizan una rutina sencilla y adecuada para cuidar tu piel mientras duermes.

1. Conocer tu tipo de piel es fundamental

Antes de establecer cualquier rutina de skincare es necesario que conozcas el tipo de piel que tienes. Esto facilitará la selección de productos que debes usar, desde la loción desmaquillante y el gel limpiador hasta la crema hidratante y otros.

Si todavía no conoces tu tipo de piel, te invitamos a leer este contenido y averiguarlo: https://bellezabienestar.org/rutina-piel-grasa-mixta/

2. Adiós al maquillaje

Humedece un disco de algodón con el producto desmaquillante para ojos, que puede ser agua micelar, loción, gel o bálsamo. Después, comienza a remover el maquillaje de esta zona donde regularmente hay mayor exceso. Con otro disco de algodón humedecido comienza a remover el maquillaje del resto de la cara: frente, pómulos, nariz y mentón. Recuerda hacerlo de forma suave y sin frotar la piel.

3. Limpieza profunda

En ocasiones creemos que con remover el maquillaje es suficiente, peeerooo ¡no es así! Después de decirle adiós al maquillaje, debes lavar tu rostro con agua tibia, ya que si eres muy valiente lo puedes hacer con agua fría pero nunca caliente. Auxíliate de un gel limpiador facial que te ayudará a remover fácilmente la suciedad y restos de maquillaje. Finalmente, seca con una toalla limpia y exclusiva para el rostro.

4. Hidratación total

Después de la limpieza, humecta tu rostro con una crema hidratante especial para la noche, que te ayudará a mantener tu piel fresca y coadyuvará en la regeneración celular. Aplica también una crema para el contorno de tus ojos, ya que esta zona es delicada y requiere estrictos cuidados. Si sufres de imperfecciones o puntos negros y quieres aplicar alguna mascarilla o producto especial para tratarlos ¡es el momento indicado!

5. Cuidados preventivos

Si deseas cuidar tu piel del envejecimiento prematuro y prolongar la aparición de líneas de expresión, te recomendamos cerrar tu rutina con broche de oro. Aplica un sérum que contenga ingredientes, como vitamina C, ácido hialurónico y colágeno, ya que proporcionan firmeza y elasticidad a tu piel.

Despídete del maquillaje en menos de 15 minutos con esta rutina y goza los beneficios de desmaquillarte todas las noches. Recuerda adquirir tus productos de cuidado de la piel en el mercado formal de marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar. #CuidaTuBelleza

Deja tu comentario