Encuentra el tono perfecto para tu cabello 

Encontrar el color de cabello perfecto puede ser una tarea agotadora y se puede llegar a complicar sobre todo si no conoces las tendencias de coloración adecuadas para ti.

El primer paso para facilitar la elección es saber de entrada qué quieres: oscurecer tu color, aclararlo o hacerte luces, etc.

Tono

Los tonos se clasifican en cálidos, fríos o neutros, así que si deseas añadir calidez a tu cabello, opta por tonos dorados, castaños o bronces.

Para un tono más frío, elige colores cenizos o ahumados.

Los tonos que llevan la palabra “natural” en el nombre permiten que el matiz natural de tu cabello se revele en el resultado y proporcionan la mejor cobertura de canas.

Debes de elegir tu tinte de acuerdo al tono que quieres lograr, sabemos que no siempre es posible ir al salón a que te tiñas el cabello, pero por fortuna puedes encontrar tintes para aplicar en casa y los puedes encontrar en 3 fórmulas: gel, crema y espuma.

Si tu tinte lo realizas en casa debes estar muy consciente del tono natural de tu cabello pues entre más obscuro sea, menos podrás lograr el color del rubio polar que ves en la foto y por ello es ultra importante que revises con cuidado la información del empaque, el cual suele traer fotos con 3 tonos naturales de cabello para que sepas que podrías esperar de resultados.

Retoque

El color se desgasta, la raíz crece y se comienza a notar, por lo cual requieres de un retoque.

Aplica tu retoque de acuerdo a las instrucciones del producto, pero en términos generales debes aplicarlo en las raíces primero y déjalo actuar durante algunos minutos (de 20 a 25 minutos aproximadamente), luego aplica el color al resto de tu cabello y déjalo actuar de 10 a 15 minutos solamente, para asegurarte de obtener un color uniforme (siempre verifica la hoja de instrucciones para saber el tiempo exacto).

Si quieres aclarar un poco el cabello, selecciona un tono ligeramente más claro que el tono que aplicaste la última vez.

Aplica el color en las raíces solamente para que las puntas se vean más claras y coincidan con el color deseado.

El tiempo varía de acuerdo al producto que apliques, así que nuestra mejor recomendación es leer las instrucciones atentamente.

Color no permanente

El color no permanente dura hasta 28 shampoos aproximadamente y cubre las canas de forma natural.

Puede realzar tu color o hacerlo más oscuro y la raíz es menos obvia que el color permanente, pero debes de estar consiente que este tipo de tintes se deslavan más rápido y que maltratan menos el cabello; en realidad la elección entre un tinte permanente y uno semipermanente dependerá de tus necesidades.

Permanente

El color permanente no se va con las lavadas, sino que dura hasta que el cabello crece o hasta que lo cortas y en este caso puedes elegir un tono más claro, más oscuro o cubrir el 100% de las canas.

Ten en cuenta que si te gusta la idea de un color permanente, pero estás indecisa en cuanto al tono, lo mejor es elegir un matiz más claro primero ya que resulta más fácil oscurecer el cabello si cambias de opinión, pues ningún tinte aclara otro tinte.

Lo más importante al momento de elegir tu tinte es que sea lo que tú quieres y necesitas, observa todas las tendencias de la temporada y arriésgate por un cambio, solo recuerda que debes de comprar tus productos seguros en el mercado formal de esta manera no pondrás en peligro tu hermosa cabellera, tu salud, tu belleza ni tu bienestar.

Hay muchas empresas comprometidas en crear productos de excelente calidad para ti.

Deja tu comentario