Cuidados especiales para tu bebé

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y sea cual sea la edad que tengamos siempre va a requerir de cuidados para mantenerla sana peeerooo… la piel de tu bebé es extremadamente delicada y al ser tan vulnerable puede necesitar de cuidados especiales, por lo que es importante saber cuáles son y todo lo que necesitas para lograr tu objetivo ¡sigue leyendo!

Antes del baño

Lo primero es tener a la mano todo lo necesario: bañera, toalla, esponja y los productos de higiene y cuidado especiales para tu bebé. La bañera debe ser segura, en ningún momento dejes a tu bebé desatendido durante el baño. Son recomendables las bañeras ergonómicas, ya que, permiten una mejor postura para tu bebé. Evita los anillos o accesorios que puedan lastimarlo.

Es fundamental conocer la temperatura correcta del agua, lo adecuado es que no sea ni fría ni caliente, verifica con tu brazo que se encuentre tibia. Es recomendable mantenerla a entre 36.5 – 37ºC.

Durante el baño

Una vez que el agua esta lista, sitúa a tu bebé suavemente en la bañera cubre su cuerpo. Es importante que con una de tus manos sostengas su cuello y cabeza, mientras con la otra realizas el proceso de lavado.

El cabello de tu bebé debe estar húmedo en todo momento porque de esa manera logras nivelar la temperatura de todo su cuerpo. Lo primero es lavar su cabello, toma un poco de shampoo que puedes encontrar a base de ingredientes como miel, manzanilla, lavanda y lechuga, fíjate que sean neutros para cuidar el pH en la piel de tu bebé y frota suavemente hasta generar espuma, posteriormente enjuaga delicadamente.

Después hay que lavar su cuerpo, toma un jabón que contenga alguno de estos ingredientes: miel, avena, lechuga o lavanda, depende de lo delicada que sea la piel de tu bebé, te recomendamos utilizar productos hipoalergénicos diseñados exclusivamente para la piel de tu bebé y con ayuda de una esponja frótalo suavemente y enjuaga.

Después del baño

Al finalizar el baño, sécalo con una toalla suave y especial para él, hazlo con toques suaves para absorber el agua y no dañar su piel, recuerda que es sensible y más si es recién nacido.

Antes de vestirlo es importante que apliques una crema humectante, que contenga proteína de leche, esta ayudará a mantener su piel hidratada y suave durante más tiempo. Recuerda que la piel de tu bebé pierde humectación más rápido que la de un adulto.

En caso de ser necesario, aplica un desenredante de cabello, peina suavemente con un cepillo especial. Si lo consideras, o tienes un evento en particular puedes utilizar un gel líquido, el cual no debe ser grasoso ni pegajoso y procura cuya formulación no sea a base de alcohol. Como toque final, si es de tu elección, agrega agua de colonia, le dará un ligero aroma dulce a tu bebé.

Recuerda que es conveniente que utilices productos hipoalergénicos, diseñados especialmente para bebés, de los cuales puedes encontrar una variedad de opciones dentro del mercado formal, que contengan manzanilla, lavanda, miel, lechuga, entre otros ingredientes que ayudarán al cuidado y limpieza de tu bebé, además de darle una sensación de frescura y relajación. Siempre recurriendo a marcas confiables y comprometidas con su salud, belleza y bienestar. #CuidaTuBelleza

Deja tu comentario