Versatilidad en una Ponytail

En más de una ocasión hemos tenido que hacernos un peinado muy rápido y lo primero que se nos pasa por la mente es el clásico pony tail, esa pequeña cola de caballo que puede estilizar cualquier look permitiendo resaltar cada aspecto de nuestro rostro.

Pero, ¿te has puesto a pensar que sin hacer toda una faena podemos lograr que nuestro peinado simple y básico pase de ser un salvavidas del momento a ser una verdadera demostración de elegancia?, y es que son los detalles los que harán que tu peinado logre un cambio de 360° grados.

Sigue leyendo que aquí te damos unos tips de cómo lograrlo…

1. Consigue un peinado uniforme. Lograr un peinado con algunas imperfecciones como que el cabello se vea alborotado o con pequeños grumos puede darte un toque atrevido, pero si en este caso buscamos un estilo delicado y elegante, es necesario deshacernos de esas imperfecciones. Un truco es utilizar una boquilla plana para la secadora de cabello e ir peinándolo hacia atrás; el aire caliente ayudará a que las raíces vayan quedando planas y sea más fácil lograr que ni una hebra de cabello quede fuera de su lugar. ¡No olvides aplicar protector de calor sobre tu cabello antes de peinarlo!

2. Evita la caída del peinado. Cuando logramos nuestro ponytail lo que menos queremos es que a las pocas horas nos de una sorpresa y se vea ya con una caída donde dejamos de observar la ligera curva que inicia de arriba hacia abajo a partir del nudo del peinado hasta las puntas del cabello ya que este es un detalle que le da vida y prominencia a esa zona del cabello, pero ¿que hacer? Bueno, si deseas mantener ese detalle puedes utilizar unos pasadores y colocarlos en la banda elástica para amarrar el cabello, esta es una excelente alternativa para que el cabello tenga un soporte en esa área.

3. Crea dos colas en vez de una. Es sutil y efectivo cuando se trata de sujetarnos el cabello, consiste en armar dos peinados ponytail: la primera se encontrará ubicada hacia atrás en la parte superior para darle volumen a nuestro peinado y el segundo lo ubicaremos unos centímetros más abajo, consiguiendo que nuestro cabello tenga la apariencia de ser más largo de lo que en verdad es, debemos cepillarlo lo suficiente para que se vea suave y sedoso.

Ahora tienes nuevas ideas para darle ese toque especial a tu pony tail y no creas que es un peinado sin chiste. La clave principal es que te puedas sentir cómoda, hermosa y conserves un especial cuidado en tu cabello para que se pueda adaptar con facilidad a cualquier corte o peinado que quieras intentar y recuerda confiar en las marcas del mercado formal que te abrazan y acompañan, no pongas en riesgo tu belleza.

Deja tu comentario