Rutina contra las ojeras

La piel del contorno de ojos es la más fina de todo el cuerpo, siendo sumamente frágil; así que esta zona se debe cuidar con especial atención, además que la falta de sueño, el sol, la deshidratación y una mala circulación son principales causas de la formación de ojeras y bolsas, por ello te traemos una rutina que te ayudarán con esa mirada cansada ¡Sigue leyendo!

Una rutina esencial que te ayude a disminuir las ojeras consta de cinco pasos fáciles y sencillos: limpieza, antioxidante, hidratación, protección y masajes.

1. Limpieza

El primer paso para acabar con las ojeras es una limpieza específica que no dañe ni irrite la piel del contorno de ojos. Te recomendamos utilizar una solución limpiadora o desmaquillante específico que sea especial para esta zona y que permita retirar todas las impurezas.

Utiliza un disco de algodón para aplicar tu producto de limpieza en esta zona, vierte el desmaquillante o crema limpiadora sobre él y presiónalo unos segundos en el párpado y donde se forman las ojeras, con movimientos suaves ve removiendo el maquillaje, evita frotar esta área ya que es muy sensible.

Tener la piel del contorno de ojos perfectamente limpia, contribuirá a que los productos que apliques después penetrarán mucho mejor, aumentando su efectividad.

Si la realizas de noche es importante que elimines a profundidad el maquillaje, ya que irse a dormir con el rostro perfectamente limpio contribuirá a que tu aspecto de cansancio mejore al despertar.

2. Antioxidante

Después de limpiar el contorno de ojos, es importante darle un rico tratamiento antioxidante. El cual lo puedes lograr utilizando un sérum específico para esta zona y que contenga ingredientes antioxidantes como la vitamina C y E.

Solo aplica una gota directamente sobre la piel y difumina con ligeros toquecitos uniformemente en el contorno. Es el complemento perfecto para mejorar la textura y elasticidad en tu piel.

3.Protección

Utiliza un producto para contorno de ojos, que aporte los beneficios de acuerdo a sus necesidades, por ejemplo, los activos que comúnmente encontrarás en el contorno de ojos son: el colágeno, ácido hialurónico o la vitamina C, principales sustancias de la piel.

Aplícalo en pequeñas cantidades (como en el caso del serúm) con las yemas de los dedos (no directamente en la piel) enfócate en la zona inferior justo donde termina el hueso, da ligeros golpecitos de adentro hacia afuera.

4. Hidratación

El remedio para una piel seca y apagada es una buena hidratación tanto de día como de noche, por eso te recomendamos aplicar una crema hidratante para el contorno de ojos. La crema hidratante ayudará a balancear los niveles de agua en esta zona del rostro evitando que la piel se vea oscura, cansada y aparezcan signos del envejecimiento.

Aplica una pequeña y ligera cantidad de producto, masajea la piel con movimientos circulares y deja que actúe antes de aplicar otro producto. ¡Nunca debe faltar!

5. Masajes

Alrededor de los ojos encontramos el músculo orbicular, es el que transmite la sensación de una sonrisa. Cuando este se encuentra debilitado es más fácil que aparezca la flacidez y la mala circulación, se forman las ojeras. Así que aplicar un ligero masaje después de la crema hidratante ayudará a mejorar la circulación de esta zona. Utiliza las yemas de tus dedos para dar pequeñas palmaditas alrededor de los ojos, en la frente, nariz, pómulos. Trata de hacerlos con movimientos suaves y rápidos.

¡Listo, adiós ojeras!

No olvides lo importante que es seguir las indicaciones de uso que se encuentran en la etiqueta de tus productos para cuidar el contorno de ojos. ¡No te arriesgues! recurre a marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar que se encuentran dentro del mercado formal. #CuidaTuBelleza

Deja tu comentario