¡Mitos y Realidades de la Caída de Cabello!

La caída del cabello es uno de los principales problemas de belleza que enfrentan tanto hombres como mujeres, por ello las marcas han desarrollado una gran variedad de productos destinados a combatir esta situación. Así que los mitos sobre esta situación no pueden faltar… pues estas ideas ponen en duda el propósito de utilizar las opciones que la industria cosmética ha formulado para cuidar tu cabello y prevenir que se caiga. Por ello, en esta ocasión te traemos los más comunes y cuál es la realidad ¡Entérate!

Mito: “El uso de acondicionador provoca la caída de cabello”

Realidad: Esto es totalmente falso, a diferencia del shampoo, el objetivo del acondicionador no es lavar el cabello sino justamente complementar la labor del shampoo, es decir hidratar el cabello, nutrirlo, fortalecerlo, brindarle más suavidad y brillo. ¡ojo!, el acondicionador no tiene por qué aplicarse en el cuero cabelludo o muy cerca de la raíz del cabello. Por otro lado, la incorrecta aplicación del acondicionador además de generar el riesgo de que se engrase el cabello, en cabelleras de tipo graso, puede tapar los folículos, lo irá debilitando el cabello y acelerando las condiciones, en aquellas personas que tienen genética u hormonalmente una mayor propensión a la caída capilar desde el folículo. Así es como te decimos que el acondicionador NO engrasa y NO tira el cabello, lo importante es usarlo bien.

Los acondicionadores son productos diseñados para brindar muchos beneficios a tu cabello. No te dejes engañar por mitos sin fundamentos, con esta información que te dimos puedes deducir que el acondicionador no provoca ningún daño, ni acelera la propensión a la alopecia si lo usas adecuadamente.

Mito: “Utilizar diariamente shampoo debilita el cabello, induciendo a que se caiga”

Realidad: Es completamente Falso, lavar tu cabello todos los días no aumenta el riesgo de caída. Recuerda que los productos cosméticos como el shampoo son únicamente de uso tópico  por lo que no puede penetrar en el cuero cabelludo. Lo importante es que elijas tu shampoo de acuerdo a las necesidades de tu cabello, así se convertirá en tu aliado de belleza.

Mito: “La caida de cabello es hereditaria”

Realidad: No necesariamente porque tu padre o tu abuelo se les caiga el cabello tú lo debas padecer, aunque si tienes una alta probabilidad de que suceda, es decir, la que viene escrita en tus genes. ¡No te preocupes! Acude con un especialista para que te asesore, hoy en día pueden existir productos y tratamientos especializados para mantener tu cabello en su lugar.

Mito: “Usar cascos, gorras y sombreros ahoga el folículo, probando que se caiga”

Realidad: Es totalmente falso, los folículos capilares toman el oxígeno del torrente sanguíneo, no del aire. ¡Úsalos sin problema! Además, utilizarlos ayuda a proteger el cabello y el cuero cabelludo de las radiaciones solares.

Mito: “El uso de ceras, tintes, secador y planchas hace que el cabello se caiga.”

Realidad: ¡Falso! Aplicar ceras y tintes, o usar secadores y planchas no tiene ningún efecto sobre la caída capilar. Eso sí, si se utilizan en exceso lo que podría ocurrir es que se debilite o reseque el cabello, algo que en última instancia haría que perdieras tu cabello por quiebre, lo cual es totalmente diferente a una caída capilar desde el folículo. Si crees que es tu caso te invitamos a leer nuestro artículo: “Caída del cabello por quiebre”

Mito: “Si mi cabello es graso puede provocarla caída del cabello

Realidad: Esto es realidad, ya que el cabello graso produce de forma excesiva grasa capilar y en el peor de los casos, las glándulas sebáceas pueden ahogar la raíz capilar, causando una caída excesiva del cabello, lo más recomendable es el uso de productos capilares que permiten reequilibrar la secreción de grasa capilar, ingredientes como algas o plantas como la ortiga, la camomila o el romero, regulan la producción de grasa capilar y calman el cuero cabelludo, si tu cabello es graso evita el uso de productos capilares que contengan proteínas o sustancias que reconstituyan la película lipídica, como los aceites o las siliconas. Ahora que ya tienes clara la realidad sobre las ideas erróneas que se existen sobre la caída del cabello, puedes darle un mejor cuidado para prevenirla. ¡No caigas en el mito!

Utiliza productos adecuados para tu tipo de cabello y aplícalos adecuadamente siguiendo el modo de uso que viene indicado en la etiqueta. No olvides recurrir a marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar; las cuales puedes encontrar dentro del mercado formal. #CuidaTuBelleza

Deja tu comentario