El abc del secado de cabello

Al salir de bañarte uno de los errores más frecuentes es empezar a secar el cabello inmediatamente, esto lo daña demasiado ya que al estar mojado es más propenso al daño, por lo que a continuación te diremos la forma correcta de hacerlo ¡Toma nota!

¡No frotar!

Tras lavar el cabello, no hay que frotar tu cabello con la toalla para retirar el exceso de agua, ya que, al estar mojado es más vulnerable y se quiebra con facilidad. Para absorber el agua toma una sección de cabello, escúrrela y sécala suavemente apretando con la toalla, hazlo desde las raíces hasta las puntas.

Después has un turbante con la toalla, es un buen método para absorber el agua, en especial si es muy largo. Incluso puedes comprar una toalla diseñada para este propósito. Eso sí, no retuerzas demasiado el cabello. ¡Recuerda que todo con suavidad!

Protege tu cabello

Antes de comenzar a secar con la secadora, es importante que protejas tu cabello del calor; aplica un protector de calor mientras está húmedo, de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta del producto, a una distancia entre los 20 y 30 centímetros, de esta manera la cobertura será uniforme sin que falte ningún espacio. ¡Ahora sí: a secar!

Controla la temperatura

Una vez que tu cabello este protegido y hayas retirado el exceso de humedad con una toalla, llega el momento de conectar la secadora.

Al contrario de lo que sueles hacer, que es aplicar el aire muy caliente para secar más rápido, debes programar la potencia y temperatura más baja con ello tu cabello estará menos propenso a un encrespamiento. Si quieres fijar tu peinado y darle brillo, aplica el aire frío.

Comienza por el frente

Comienza a secar por las zonas de enfrente, que es la parte que más se ve y sin duda te encanta lucir. Utiliza la secadora en formar vertical y ve estirando los mechones con los dedos mientras aplicas el aire. Céntrate en la zona que demuestre tu identidad para que sea la primera que trabajes.

Entre más lejos, mejor

La secadora puede ser tu mayor enemiga o tu mejor aliada. Esto dependerá de cómo la utilices. Te recomendamos que la boquilla esté colocada a un centímetro y medio de tu cabello, evita que lo toque directamente.

El aire se debe aplicar de la raíz a las puntas; al ir en sentido contrario, generará encrespamiento. Si sientes que tu cabello queda tieso, aplica aire frío o espera unos segundos para fijar la forma.

Sabrás que está completamente seco cuando haya recuperado su brillo. Si sale humo al mientras secas, significa que: queda grasa o aplicaste en exceso un producto.

Utiliza el cepillo adecuado

Otro paso imprescindible es utilizar el cepillo adecuado, no importa si es de madera o metálico, lo fundamental es que deje pasar el calor. De lo contrario, se acumula la temperatura en el cabello. Para dar forma te recomendamos que utilices cepillos redondos, será más fácil peinarlo.

Si buscas darle forma de onda, opta por uno que este gordo. Para alisar utiliza uno de menor diámetro. Si quieres darle volumen a la raíz, levanta con un cepillo la parte que quieras y pon la secadora a toda potencia y máximo calor.

Ahora si… tu cabello tendrá brillo y lucirá de maravilla, podrás decirle ¡adiós al encrespamiento! No olvides que nunca debes plancharlo cuando este mojado o húmedo.

Utiliza productos para proteger y peinar tu cabello con marcas comprometidas con tu salud, belleza y bienestar dentro del mercado formal. #CuidaTuBelleza

Deja tu comentario