Alaciado y protegido

Si claro, te encanta sentir el cabello lacio y sedoso pero el uso diario de la plancha no favorece a mantener tu cabello sin daño, por lo que tienes que ponerle cuidado especial a tu melena y para ello nada mejor que leas nuestros tips:

Tip 1. Que tu cabello este totalmente seco antes de alaciarlo

Asegúrate de tener el cabello completamente seco, pues el cabello mojado y los aparatos calientes no deben juntarse; esto debería ser un conocimiento básico, pero mucha gente trata de alaciarse el cabello aun estando húmedo, esto puede ser peligroso. ¿Quieres que tu cabello se tueste? ¡No lo creo!

Tip 2. Protege tu cabello

Consigue un buen protector de calor, los serums son usualmente una excelente opción ya que tienen un efecto directo sobre tu cabello, aunque también puedes usar un protector de calor en spray, lo importante es que no olvides comprar tus productos en el mercado formal. En verdad es súper importante que inviertas en un producto de buena calidad y aplícalo en todo tu cabello, es importante que lo dejes actuar unos momentos para que se absorba bien.

Tip 3. Temperatura adecuada

Calienta la plancha a la temperatura adecuada, es muy importante que pongas la temperatura que realmente necesitas, por ejemplo, si tu cabello es lacio o muy poco ondulado no necesitas calentar la plancha al máximo, una temperatura media será suficiente para poder alaciarlo. Solamente debes subir la temperatura al máximo si tienes el cabello muy rizado.

Tip 4. Plancha de una sola vez

Empieza por el nacimiento del cabello y muévela lentamente hacia abajo, entre más lento vayas más rápido se alisará y no tendrás que pasar la plancha por el mechón muchas veces, lo que disminuye el riesgo de romper el cabello.

Tip 5. Mantén el alaciado

Aplica sílica o spray en tu cabello para mantenerlo en su sitio. Un serum/spray anti-frizz también puede ayudar, usando la plancha correctamente y con el apoyo de productos para cuidar tu cabello, lograrás un alaciado que dure por más tiempo.

Tip 6. Revitalízalo

Acondiciona tu cabello a conciencia semanalmente, de esta forma aseguras que no se reseque y que obtenga la cantidad de humectación que requiere. A diario usa acondicionador al bañarte para mantenerlo fuerte y protegido. Para fortalecer el brillo y la hidratación de tu cabello existen muchas mascarillas capilares que te ayudarán a darle vida, búscalas con marcas y empresas formales que se comprometen contigo.

Deja tu comentario